Tiramisu Crudivegano de Té Matcha

AutorVirginiaCategoríaDificultadAvanzado

Esta receta fue una de las que más me sorprendió durante mi curso intensivo de pastelería crudivegana en la Escuela Sayuri Healing Food en Bali

Nunca hubiera pensado que se podría obtener un postre crudivegano con tanta cremosidad. Los Tiramisu del Sayuri Healing Food son una pasada (en realidad todos sus postres). 

A mí es verdad que el té matcha no me llamaba mucho la atención por su sabor tan amargo. Pero la mezcla té matcha/mousse de vainilla queda deliciosa.

No voy a engañar a nadie, este postre es un poco laborioso por el tema de la pasta de Irish Moss pero vale la pena de verdad.

Seguramente te preguntarás qué es el Iris Moss? El Irish Moss es una alga (tiene un aspecto poco apetecible pero no te dejas llevar por las apariencias) que debemos rehidratar en agua para luego batirla hasta obtener una pasta homogénea. La proporción para la pasta es 1/2T de Irish Moss deshidratado que debemos rehidratar una noche, escurrir y luego batir con 1/2T de agua. Si tienes más preguntas sobre el Irish Moss, no dudes en escribirme, será un placer contestarte. 

Los postres crudiveganos suelen ser muy pesados por la cantidad de frutos secos que contienen. De hecho, acabando la semana intensiva de postres crudiveganos no te voy a negar que no podía ver ni un anacardo más, jaja. Sin embargo, con la ayuda de la pasta de Irish Moss podemos hacer que nuestros postres sean mucho más ligeros y contengan mucho menos frutos secos.

En mi burbuja saludable, mi alimentación es mi medicina.

Te dejo algunas propiedades de este ingrediente tan peculiar que es el Irish Moss:

-Equilibra las hormonas tiroideas

-Contiene más de 90 minerales (vitaminas B, Vitamina C, betacaroteno, etc)

-Mejora el transito intestinal gracias a su alto contenido en fibra. 

 

Te invito a compartir conmigo tus fotos y tu experiencia en las redes sociales!

Da para6 Porciones
Preparación1 hora

Bizcocho de almendra
 ½ taza harina de frutos secos (coco, almendra, cacahuete, etc.)
 ¾ taza almendras o harina de almendras
 ¼ taza endulzante líquido (agave, pasta de dátiles, sirope de arce)
 2 cuch soperas de aceite de coco
 1 pizca sal
 2 cuc agua
Mousse de té matcha
 100 ml leche vegetal (coco, almendra, etc.)
 ¼ taza anacardos remojados de la noche anterior
 ¼ taza endulzante líquido (agave, sirope de coco, sirope de arce)
 4 cuch soperas de pasta de Irish Moss
 2 cuch soperas de aceite de coco en su estado líquido
 2 cuc de café de té matcha
 1 pizca sal
Mousse de vainilla
 ¾ taza leche vegetal
 ½ taza anacardos remojados de la noche anterior
 4 cuch soperas de pasta de Irish Moss
 3 cuch soperas de aceite de coco en su estado líquido
 2 cuch soperas de endulzante líquido
 ½ cuch de café de extracto de vainilla
 1 pizca sal

Bizcocho de almendra
1

Para el bizcocho de almendra, batir todos los ingredientes en un bol hasta obtener una consistencia firme. Si la mezcla resulta demasiado seca, añadir un poquito más de líquido.

2

Untar un molde rectangular (unos 10X 15) o unos moldes individuales con un poco de aceite de coco

3

Aplastar nuestra masa en el molde y dejar reposar en el congelador mientras preparamos la mousse de té Matcha

Mousse de té Matcha
4

Batir la leche vegetal, los anacardos remojados, el endulzante y la pizca de sal

5

Añadir la pasta de Irish Moss, el té Matcha y el aceite de coco

6

Seguir batiendo hasta obtener una crema lisa

7

Sacar el molde de congelador y echar nuestra mousse de té Matcha encima del bizcochito de almendra

8

Guardar de nuevo en el congelador mientras hacemos la mousse de vainilla.

Mousse de vainilla
9

Batir la leche vegetal, los anacardos remojados, el endulzante, el extracto de vainilla y la pizca de sal

10

Añadir la pasta de Irish Moss y el aceite de coco

11

Seguir batiendo hasta obtener una crema lisa

12

Sacar el molde del congelador y comprobar que la mousse de té Matcha se haya solidificado (si no es el caso, poner de nuevo en el congelador un ratito más)

13

Echar luego nuestra mousse de vainilla encima de la mousse de té Matcha

14

Guardar en el frigorífico mínimo un par de horas (o toda la noche) para que se solidifique del todo

15

Cortar nuestro tiramisu y decorar espolvoreando un poco de té Matcha por encima

Ingredientes

Bizcocho de almendra
 ½ taza harina de frutos secos (coco, almendra, cacahuete, etc.)
 ¾ taza almendras o harina de almendras
 ¼ taza endulzante líquido (agave, pasta de dátiles, sirope de arce)
 2 cuch soperas de aceite de coco
 1 pizca sal
 2 cuc agua
Mousse de té matcha
 100 ml leche vegetal (coco, almendra, etc.)
 ¼ taza anacardos remojados de la noche anterior
 ¼ taza endulzante líquido (agave, sirope de coco, sirope de arce)
 4 cuch soperas de pasta de Irish Moss
 2 cuch soperas de aceite de coco en su estado líquido
 2 cuc de café de té matcha
 1 pizca sal
Mousse de vainilla
 ¾ taza leche vegetal
 ½ taza anacardos remojados de la noche anterior
 4 cuch soperas de pasta de Irish Moss
 3 cuch soperas de aceite de coco en su estado líquido
 2 cuch soperas de endulzante líquido
 ½ cuch de café de extracto de vainilla
 1 pizca sal

Direcciones

Bizcocho de almendra
1

Para el bizcocho de almendra, batir todos los ingredientes en un bol hasta obtener una consistencia firme. Si la mezcla resulta demasiado seca, añadir un poquito más de líquido.

2

Untar un molde rectangular (unos 10X 15) o unos moldes individuales con un poco de aceite de coco

3

Aplastar nuestra masa en el molde y dejar reposar en el congelador mientras preparamos la mousse de té Matcha

Mousse de té Matcha
4

Batir la leche vegetal, los anacardos remojados, el endulzante y la pizca de sal

5

Añadir la pasta de Irish Moss, el té Matcha y el aceite de coco

6

Seguir batiendo hasta obtener una crema lisa

7

Sacar el molde de congelador y echar nuestra mousse de té Matcha encima del bizcochito de almendra

8

Guardar de nuevo en el congelador mientras hacemos la mousse de vainilla.

Mousse de vainilla
9

Batir la leche vegetal, los anacardos remojados, el endulzante, el extracto de vainilla y la pizca de sal

10

Añadir la pasta de Irish Moss y el aceite de coco

11

Seguir batiendo hasta obtener una crema lisa

12

Sacar el molde del congelador y comprobar que la mousse de té Matcha se haya solidificado (si no es el caso, poner de nuevo en el congelador un ratito más)

13

Echar luego nuestra mousse de vainilla encima de la mousse de té Matcha

14

Guardar en el frigorífico mínimo un par de horas (o toda la noche) para que se solidifique del todo

15

Cortar nuestro tiramisu y decorar espolvoreando un poco de té Matcha por encima

Tiramisu Crudivegano de Té Matcha

Añadir un comentario